Símbolos sobre los alérgenos

Siempre que se abre un negocio de hostelería existen muchas normativas y leyes que hay que cumplir y que se  desconocen.

En este post vamos hablar de algunas claves sobre la normativa aplicable a alérgenos.

Desde el 14 de diciembre de 2014 es obligatorio cumplir con la Normativa Europea que obliga a informar sobre los alérgenos en Hostelería y Restauración (Reglamento 1169/2011).

Los bares, restaurantes, cafeterías, comedores colectivos, taperías, hoteles y todo establecimiento que ofrezca productos elaborados envasados o no, debe tener un sistema que le permita informar a sus clientes sobre los posibles alérgenos presentes en sus platos o productos.

El reglamento incluye las 14 sustancias alérgicas:

  1. Cereales que contengan gluten
  2. Crustáceos y productos a base de crustáceos
  3. Huevos y productos a base de huevo
  4. Pescado y productos a base de pescado
  5. Cacahuetes y productos a base de cacahuetes
  6. Soja y productos a base de soja
  7. Leche y sus derivados (incluida la lactosa)
  8. Frutos de cáscara: almendras (Amygdalus communis L.), avellanas (Corylus avellana), nueces (Juglans regia), anacardos (Anacardium occidentale), pacanas [Carya illinoensis (Wangenh.) K. Koch], castañas de Pará (Bertholletia excelsa), pistachos o alfóncigos (Pistacia vera), macadamias o nueces de Australia (Macadamia ternifolia) y productos derivados
  9. Apio y productos derivados
  10. Mostaza y productos derivados
  11. Granos de sésamo y productos a base de granos de sésamo
  12. Dióxido de azufre y sulfitos en concentraciones superiores a 10 mg/kg o 10 mg/litro expresado como SO2
  13. Altramuces y productos a base de altramuces
  14. Moluscos y productos a base de moluscos

La normativa obliga a informar a los clientes sobre estos 14 alérgenos, los empresarios deben  colocar en sus locales un cartel en el que se informe de que poseen un documento con detalle de los platos que preparan y los alérgenos presentes en cada uno”, como fija el decreto. Dicha información se podrá comunicar verbalmente, pero también deberá constar luego en la carta, o bien en otro documento que pueda ser consultado por los clientes. Además, al menos una persona de cocina y otra del servicio de camareros deben tener “formación en gestión de alérgenos”.

En caso de que un cliente o consumidor final sufra una reacción alérgica o intolerancia, con la nueva Ley, la responsabilidad recae sobre el negocio, que puede enfrentarse a sanciones que oscilan entre 5.000 y 600.000 euros, impuestas tras inspecciones de la Consejería de Sanidad, competente en la materia

Hay que recordar y tener muy en cuenta que en los últimos años el número de personas alérgicas a los alimentos se ha incrementado considerablemente, de hecho actualmente un 10% de la población declara alguna intolerancia alimentaria.

Esperamos que os sirva de ayuda nuestro post.

One thought on “Los alérgenos en la hostelería

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>